Latest Entries »

pecera“A mi me parece que los peces ya no quieren salir de la pecera, casi nunca tocan el vidrio con la nariz.”
Julio Cortázar – “Rayuela”

LA ESMORFIA

 

 La esmorfia, cuyo origen se sitúa en Nápoles, constituye un conjunto de conocimientos que, en teoría basados en la Cábala judía, vinculan los números a las imágenes que cada noche aparecen en nuestros sueños, de tal forma que pueden ser una referencia a la hora de elegir las cifras de nuestro boleto de Lotería de Navidad.

La esmorfia -smorfia en italiano- tiene una larga tradición en Italia, sobre todo en Nápoles.

 La esmorfia consiste en asignar dos dígitos a un sueño. Si sueña, por ejemplo, con una caída, su número es el 56. Si en el sueño aparece un río, los números serían 09. En algunos países, muchos jugadores de lotería buscan esa terminación para la lotería de Navidad después de tener un sueño.

Cuando se sueña con cualquier número se nos está informando esotéricamente acerca de varios aspectos en lo personal.

Si has tenido  recientemente un sueño que recuerdas y aún no has comprado un numerito para la Lotería de Navidad , aquí encontrarás su correspondencia.

MUCHA SUERTE Y, SI TE TOCA, NO TE OLVIDES DE MÍ

 

El 00 es el vacío y la mano.

El 01 es el agua y el mundo.

El 02 es el niño y el sol.

El 03 representa a San Cono y la luna.

El 04 es el lecho la estrella.

El 05 es la escoba y cupido.

El 06 es la luna y la parca.

El 07 es el perro y la espalda.

El 08 es el fuego y el martillo.

El 09 es el arroyo y el turbante.

El 10 es la leche y el hombre.

El 11 las ratas y la pinza.

El 12 los dientes y la botella de vino.

El 13 es el fraile el vaso.

El 14 es el borracho y el palacio.

El 15 es la niña bonita y la linterna.

El 16 es el anillo y el tambor.

El 17 es la desgracia y el perro.

El 18 es la sangre y la canasta.

El 19 es el pescado y la jaula.

El 20 es la fiesta y el pie.

El 21 es la mujer y el anillo.

El 22 es el loco y el horno.

El 23 es el cocinero y la vasija.

El 24 es el caballo y la lombriz.

El 25 es el fantasma y el abanico.

El 26 es la misa y el racimo de uvas.

El 27 es el peine y el árbol.

El 28 las estrellas y la llave.

El 29 es el espejo y la parrilla.

El 30 las flores y el delfín.

El 31 es la huerta y la canoa.

El 32 es el dinero y la sirena.

El 33 es Cristo y el melón.

El 34 es la cabeza y el calamar.

El 35 es el pajarito y el candelero.

El 36 es la manteca y la silla.

El 37 es el dentista y el chacarero.

El 38 es la verdura y los dados.

El 39 es la lluvia y la tijera.

El 40 es la danza y el león.

El 41 es el cuchillo y la tina.

El 42 es la joya y el libro.

El 43 es el escuerzo y la campana.

El 44 es la cárcel y la flecha.

El 45 es el vino y el fuelle.

El 46 es el tomate y el compás.

El 47 es la galleta y la torre.

El 48 es el muerto que habla y el cáliz.

El 49 es la carne y el panadero.

El 50 es el pan y el caballo.

El 51 es el jardín y la sierra.

El 52 es el carnaval y la rueda.

El 53 es el barco y la bota.

El 54 es la carta y el leñador.

El 55 es la música y el corazón.

El 56 es la caída y el barril.

El 57 es el jorobado y la serpiente.

El 58 es el hacha.

El 59 es la cebolla.

El 60 es la escuela y el barrilete.

El 61 los enemigos y los antojos.

El 62 es la inundación y el escorpión.

El 63 es el casamiento y la escoba.

El 64 es el collar y el esclavo.

El 65 las lágrimas y el águila.

El 66 las lombrices las flores.

El 67 las víboras y el papagayo.

El 68 es el incendio y el gallo.

El 69 es la usura y la balanza.

El 70 es el linyera y la corona real.

El 71 es el corazón y el cerdo.

El 72 es el jarrón y el pescado.

El 73 es el rengo y el puente.

El 74 es el negro y el pavo real.

El 75 es el payaso y la fuente.

El 76 las llamas y la lechuza.

El 77 las muletas y el florero.

El 78 es el divorcio y el retrato.

El 79 los ladrones y la lanza.

El 80 las bochas y el zapato.

El 81 es el matemático y el violín.

El 82 es la pelea y el órgano.

El 83 es la felicidad y la oca.

El 84 es el féretro y el ciprés.

El 85 es el carbón y el conejo.

El 86 es el florista y el toro.

El 87 los piojos y el ratón.

El 88 es el papa y el sacerdote.

El 89 los ratones y el balde.

El 90 es la pavura y la góndola.

El 91 es el pintor y el elefante.

El 92 es el fúlmine y el camello.

El 93 es el enamorado y la vaca.

El 94 es el cementerio y el pájaro.

El 95 los complejos y el gato.

El 96 es el tranvía y la ballena.

El 97 es la mesa y el manto.

El 98 es la coima y la lagartija.

El 99 los hermanos y el tigre.

 

No lo creí. Los ángeles tenían cosas más importantes que hacer con su tiempo que observar si yo era un niño bueno o malo. Aun con mi limitada sabiduría de un niño de siete años, había decidido que, en el mejor de los casos, el Ángel sólo podía vigilar a dos o tres muchachos a la vez… y ¿por qué habría de ser yo uno de éstos? Las ventajas, ciertamente, estaban a mi favor. Y, sin embargo, mamá, que sabía todo, me había repetido una y otra vez que el Ángel de la Navidad sabía, veía y evaluaba todas nuestras acciones y que no podíamos compararlo con cualquier cosa que pudiéramos entender nosotros, los ignorantes seres humanos. De todos modos, no estaba muy seguro de creer en el Ángel de la Navidad.

Todos mis amigos del barrio me dijeron que Santa Claus era el que llegaba la víspera de la Navidad y que nunca supieron de un ángel que llevara regalos. Mamá vivió en América durante muchos años y bendecía a su nueva tierra como su hogar permanente, pero siempre fue tan italiana como la polenta y, para ella, siempre sería un ángel. “Quién es este Santa Claus?”, solía decir. “Y, ¿qué tiene que ver con la Navidad?”.

Además, debo reconocer que nuestro ángel italiano me impresionaba mucho. Santa Claus siempre era más generoso e imaginativo. Les llevaba a mis amigos bicicletas, rompecabezas, bastones de caramelo y guantes de béisbol. Los ángeles italianos siempre llevaban manzanas, naranjas, nueces surtidas, pasas un pequeño pastel y unos pequeños dulces redondos de ‘orosuz’ que llamábamos bottone di prete (botones de sacerdote) porque se parecían a los botones que veíamos en la sotana del padrecito. Además, el Ángel siempre ponía en nuestras medias algunas castañas importadas, tan duras como las piedras. Debo admitir que nunca supe qué hacer con las castañas.

Finalmente se las dábamos a mamá para que las hirviera hasta que se sometieran y luego las pelábamos y las comíamos de postre después de la cena de Navidad. Parecía un regalo poco apropiado para un niño de seis o siete años. A menudo pensé que el Ángel de la Navidad no era muy inteligente.

Cuando cuestioné a mamá acerca de esto, ella solía contestar que no me correspondía a mí, “que todavía era un muchachito imberbe”, poner en tela de juicio a un ángel, especialmente al Ángel de la Navidad.

En esta época navideña en particular, mi comportamiento de un siete años era todo menos ejemplar. Mis hermanos y hermanas, todos mayores que yo, por lo visto nunca causaban problemas. En cambio yo siempre estaba en medio de todos los problemas. A la hora de la comida aborrecía todo. Me obligaban a probar un poco di tutto (de todo) y cada comida se convertía en un reto… Felice, como me llamaba la familia, contra el mundo de los adultos. Yo era el que nunca me acordaba de cerrar la puerta del gallinero, el que prefería leer a sacar la basura y el que, sobre todo, reclamaba todo lo que mamá y papá hacían, sentían u ordenaban. En pocas palabras, era un niño malcriado.

Cuando menos un mes antes de la Navidad, mamá me advertía: “Te estás portando muy mal, Felice. Los ángeles de la Navidad no llevan regalo a los niños malcriados. Les llevan un palo de durazno para pegarte en las piernas. De modo que – me amenazaba – más vale que cambies tu comportamiento. Yo no puedo portarme bien por ti. Sólo tu puedes optar por ser un buen niño”.

“¿Qué me importa? – contestaba yo – . De todos modos el ángel nunca me trae lo que quiero. “Y durante las siguientes semanas hacía muy poco para ‘mejorar mi comportamiento’.

Como sucede en la mayoría de los hogares, la Nochebuena era mágica. A pesar de que éramos muy pobres, siempre teníamos comida especial para la cena. Después de cenar nos sentábamos alrededor de la vieja estufa de leña que era el centro de nuestras vidas durante los largos meses de invierno y platicábamos y reíamos y escuchábamos cuentos. Pasábamos mucho tiempo planeando la fiesta del día siguiente, para la cual nos habíamos estado preparando toda la semana. Como éramos una familia católica, todos íbamos a confesarnos y después nos dedicábamos a decorar el árbol. La noche terminaba con una pequeña copa del maravilloso zabaglione de mamá. ¡No importaba que tuviera un poco de vino; la Navidad sólo llegaba una vez al año!.

Estoy seguro de que sucede con todos los niños, pero no era casi imposible dormir en la Nochebuena. Mi mente divagaba. No pensaba en las golosinas, sino que me preocupaba seriamente la posibilidad de que el ángel de la Navidad no llegara a mi casa o que se le acabaran los regalos. Me emocionaba mucho la posibilidad de que Santa Claus olvidara que éramos italianos y de cualquier modo nos visitara sin darse cuenta de que el Ángel ya me había visitado. ¡Así recibiría el doble de todo!

¿Por qué sucede que en la mañana de Navidad, por poco que se duerma la noche anterior, nunca resulta difícil despertar y levantarnos? Así ocurrió esa mañana en particular. Fue cuestión de minutos, después de escuchar los primeros movimientos, para que todos nos levantáramos y saliéramos disparados hacia la cocina y el tendedero donde estaban colgadas nuestras medias y debajo de éstas se encontraban nuestros brillantes zapatos recién lustrados.

Todo estaba tal como lo habíamos dejado la noche anterior. Excepto que las medias y los zapatos estaban llenos hasta el tope con los generosos regales del Ángel de la Navidad… es decir, todos excepto los míos. Mis zapatos, muy brillantes, estaban vacíos. Mis medias colgaban sueltas en el tendedero y también estaban vacías, pero de una de ellas salía una larga rama seca de durazno.

Alcancé a ver las miradas de horror en los rostros de mi hermano y mis hermanas. Todos nos detuvimos paralizados. Todos los ojos se dirigieron hacia mamá y papá y luego regresaron a mí.

– Ah, lo sabía – dijo mamá -. Al Ángel de la Navidad no se le va nada. El Ángel sólo nos deja lo que merecemos.

Mis ojos se llenaron de lágrimas. Mis hermanas trataron de abrazarme para consolarme, pero las rechacé con furia.

– Ni quería esos regalos tan tontos – exclamé -. Odio a ese estúpido Ángel. Ya no hay ningún Ángel de la Navidad.

Me dejé caer en los brazos de mamá. Ella era una mujer voluminosa y su regazo me había salvado de la desesperación y de la soledad en muchas ocasiones. Noté que ella también lloraba mientras me consolaba. También papá. Los sollozos de mis hermanas y los lloriqueos de mi hermano llenaron el silencio de la mañana.

Después de un rato, mi madre dijo, como si estuviera hablando con ella misma:

– Felice no es malo. Sólo se porta mal de vez en cuando. El Ángel de la Navidad lo sabe. Felice sería un niño bueno si hubiera querido, pero este año prefirió ser malo. No le quedó alternativa al Ángel. Tal vez el próximo año decida portarse mejor. Pero, por el momento, todos debemos ser felices de nuevo.

De inmediato todos vaciaron el contenido de sus zapatos y medias en mi regazo.

– Ten – me dijeron -, toma esto.

En poco tiempo otra vez la casa estaba llena de alegría, sonrisas y conversación. Recibí más de lo que cabía en mis zapatos y medias.

Mamá y papá habían ido a misa temprano, como de costumbre. Juntaron las castañas y empezaron a hervirlas durante muchas horas en una maravillosa agua llena de especias y había otra olla hirviendo entre las salsa. Los más delicados olores surgieron del horno como mágicas pociones. Todo estaba preparado para nuestra milagrosa cena de Navidad.

Nos alistamos para ir a la iglesia. Como era su costumbre, mamá nos revisó, uno por uno; ajustaba un cuello aquí, jalaba el cabello por allá, una caricia suave para cada uno… Yo fui el último. Mamá fijó sus enormes ojos castaños en los míos.

– Felice – me dijo -, ¿entiendes por qué el Ángel de la Navidad no pudo dejarte regalos?
– Sí – respondí.
– El Ángel nos recuerda que siempre tendremos lo que merecemos. No podemos evadirlo. Algunas veces resulta difícil entenderlo y nos duele y lloramos. Pero nos enseña lo que está bien hecho y lo que está mal y, así, cada año seremos mejores.

No estoy muy seguro de haber entendido en aquellos momentos lo que mamá quiso decirme. Sólo estaba seguro de que yo era amado; que me habían perdonado por cualquier cosa que hubiese hecho y que siempre me darían otra oportunidad.

Jamás he olvidado aquella Navidad tan lejana. Desde entonces, la vida no siempre ha sido justa ni tampoco me ha ofrecido lo que creí merecer, ni se me ha recompensado por portarme bien. A lo largo de los años he llegado a comprender que he sido egoísta, malcriado, imprudente y quizá, en ocasiones, hasta cruel… pero nunca olvidé que cuando hay perdón, cuando las cosas se comparten, cuando se da otra oportunidad y amor sin límite, el Ángel de la Navidad siempre está presente y siempre es Navidad.

 

                                                                                                     

Cada 21 de diciembre se celebra la llegada de una esfera de luz en los cielos, anunciando un hecho divino en la tierra, es el Ángel de la Navidad.

Es el Ángel que acompañó a Gabriel . Se manifestó en el cielo tres días antes de la llegada de Jesús y que se convirtió en la luz brillante que guió a los pastores que fueron a constatar el milagro del nacimiento y adorar a Jesús. También fue el que llevo la buena nueva y guió a los Reyes Magos al pesebre, lugar donde nació Jesús. Su función primordial era llevar esperanza al mundo a través del anuncio de esa buena nueva.

Ese ángel se pasea por nuestro planeta todos los 21 de diciembre a las 12 de la noche y deja caer sobre nosotros toneladas de bendiciones. Y desde ese entonces, se le conoce como el Ángel de la Navidad.

 

Es recomendable acondicionar la casa para acogerlo cuando llegue limpiando la casa temprano, por la mañana. Barreremos todo el piso simbolizando que todo lo negativo se va y todo lo viejo se renueva, posteriormente se colocaremos carboncillos en un recipiente con mango y se le iremos echando poco a poco el incienso, esto produce bastante humo de muy agradable aroma. También podemos encender varillas de aromas, como por ejemplo con fragancia a rosas, jazmín, manzana, limón, mandarina, naranjas, violetas, etc. A mí me gusta quemar el incienso con mirra.

 Cuando empiece a salir el humo, caminar por toda la casa llevando el recipiente con el incienso para que penetre por todos los rincones del hogar.

 Luego debe abrirse por unos minutos las puertas y ventanas para que salga todo el humo del interior. Una vez que el aire se ha limpiado puede volverse a cerrar nuevamente. Esto debe hacerse de día, antes de las siete de la tarde. De esta manera limpiamos la casa de restos energéticos negativos.

 

Si lo desean puede también hacer esta limpieza espiritual del hogar el día 24 de diciembre antes de las siete de la tarde.

 

El Ángel de la Navidad también puede conceder deseos, por la que hay que escribirle una carta, primero agradeciéndole todo lo bueno que dejó y luego pidiéndole aquello que se desea.

De preferencia hacerle 21 peticiones específicas de la siguiente forma:

 7 – Para el planeta, ciudad o país.

 7 – Para las personas que amamos (puede ser familiares o amigos).

 7 – Para ustedes mismos.

 

 Recuerden pedir de forma clara y detallada todo lo que anhelan, de ser posible con fechas, cantidades o nombramientos exactos, cualquiera que sea el caso y sobre todo nunca olviden que esta es una hermosa tradición y la energía de este ángel es real y trae millones de bendiciones pero tengan presente que quien de la última palabra y pone en marcha las acciones de la tierra son ustedes mismos.

 Esta carta debe estar dirigida al Ángel de la Navidad. No deben faltar unas palabras de agradecimiento por todo lo concedido y lo no concedido en el año.

 Cierran esta carta y la guardan hasta el próximo 21 de diciembre.

A las 12 en punto de la noche se abren todas las puertas y ventanas de la casa y se da la bienvenida al Ángel de la Navidad, pidiéndole que sea mensajero de nuestras peticiones.

 

En este día podremos adornar la casa con angelitos y velas blancas, que dejaremosencendidas hasta que se consuman.

¡¡¡ FELIZ NAVIDAD!!!

¡QUE TODOS SUS DESEOS SE CUMPLAN!

DESPELUSADA

El fin de semana para : Levantarte cuando quieres. Desayunar sin prisas y pasarte el día sin quitarme el pijama, despelusada.

¿Hay mejor cura de reposo?

SÁHARA LIBRE ¡YA!

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

1974

– El Banco Mundial califica el territorio saharaui como el más rico de todo el Magreb y uno de los más ricos de África, debido a sus reservas de fosfatos y a que su banco pesquero es considerado el más importante del mundo.

1975

– 16 de octubre.- Fallo del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, que condena las pretensiones de Mauritania y Marruecos sobre el territorio, diciendo: […] el Sáhara Occidental no tiene lazos de soberanía con Marruecos o Mauritania. Debe aplicarse, por tanto, el derecho de autodeterminación […].

– El objetivo del rey Hassan II de Marruecos era construir un gran imperio marroquí, que llegara hasta las orillas del río Senegal.

– 31 de octubre.- El ejército de Marruecos hostiga el territorio saharaui, Hassan II presiona a España y a la comunidad internacional, con la “Marcha Verde” en la ciudad fronteriza de Tarfaya. Como demostrarán, pasados los años, documentos desclasificados en Estados Unidos, la “Marcha Verde” se organizó con dinero kuwaití, por agentes de la CIA y con el visto bueno del Secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger.

– 1 de noviembre.- El rey Juan Carlos I, entonces príncipe heredero, en calidad de Jefe del Estado en funciones, por la enfermedad de Franco, visita el Aaiún para “tranquilizar” al ejército ante la situación y se compromete a proteger los legítimos derechos del Pueblo Saharaui. Esto ocurre mientras se negocia con Hassan II, utilizando la intermediación del subdirector de la CIA, Vernon Walters, la retirada de las tropas españolas y la anexión del Sáhara Occidental al reino de Marruecos.

– 6 de noviembre.- Aprovechando que Franco agoniza, el rey de Marruecos lanza la “Marcha verde” sobre el Sáhara Occidental, en la que 350.000 marroquíes cruzan la frontera desde Marruecos. Simultáneamente se produce el comienzo de la invasión militar marroquí.

– 14 de noviembre.- El Gobierno español de Arias Navarro firma los “Acuerdos Tripartitos de Madrid” por los que España entrega la administración del territorio del Sáhara Occidental a Marruecos y Mauritania.

– Éxodo de población civil saharaui bajo bombardeos con fósforo y napalm. Los miles de saharauis autóctonos que huyen de las fuerzas armadas marroquíes, llevaban en sus bolsillos Documento Nacional de Identidad español y se asientan, en campos de refugiados, en Tindouf (Argelia).

– Los saharauis que quedaron en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, fueron y siguen siendo perseguidos, torturados, encarcelados, eliminados o desaparecidos, por el hecho de mantener sus señas propias de identidad ante el invasor, en una continua violación de los derechos humanos por parte de Marruecos.

1976

– El 26 de febrero, España retira sus tropas del territorio abandonando el Sáhara Occidental y a los saharauis.

– El 27 de febrero, En Bir Lehlu, los saharauis proclaman la República Árabe Saharaui Democrática, RASD.

– El Ejército Popular Saharaui de Liberación, Frente Polisario, declara la guerra a Marruecos y Mauritania, que se reparten el territorio.

– 9 de junio de 1976, cae en combate Sayed Lulei El Uali, secretario general y lider del Frente Polisario

– El 14 de noviembre, aniversario de los acuerdos de Madrid, Felipe González, acompañado de otros militantes del PSOE, visitan los Campamentos de Refugiados Saharauis de Tindouf, pronunciando González un discurso según el cual el “PSOE estaría con los saharauis hasta la victoria final”.

– PSOE y Frente Polisario emiten un comunicado conjunto declarando nulos los acuerdos de Madrid y denunciando la guerra de exterminio impuesta al Pueblo Saharaui.

– En diciembre, el XXVII Congreso del PSOE adopta una resolución de apoyo a la autodeterminación de los saharauis y al Frente Polisario. Todas las declaraciones del PSOE quedarían en suspenso y olvido cuando el partido llegara al poder años más tarde.

– Comienza a llegar ayuda humanitaria a los campamentos de Tindouf desde varios países como Argelia, Cuba, Suecia, Libia o España.

– En varias ciudades españolas se producen manifestaciones contra la ocupación del Sáhara, algunas con enfrentamientos e intervención violenta de las fuerzas de seguridad.

– Creación de las primeras asociaciones de solidaridad o de amistad con el Pueblo Saharaui. En ellas figuraban nombres tan relevantes como Alberti, Caro Baroja, Aranguren, Ramón Tamames, Tierno Galván, etc…

(Extraído de: http://www.saharalibre.es/)

Este pueblo lleva 35 años de calvario mientras unos y otros se pasan la pelota. Creo que ha llegado el momento de poner fin. Nunca es tarde.

¡SÁHARA LIBRE YA!

DÍA DE LOS DIFUNTOS

        SÓLO LA MUERTE

Hay cementerios solos,
tumbas llenas de huesos sin sonido,
el corazón pasando un túnel
oscuro, oscuro, oscuro,
como un naufragio hacia adentro nos morimos,
como ahogarnos en el corazón,
como irnos cayendo desde la piel al alma.

Hay cadáveres,
hay pies de pegajosa losa fría,
hay la muerte en los huesos,
como un sonido puro,
como un ladrido sin perro,
saliendo de ciertas campanas, de ciertas tumbas,
creciendo en la humedad como el llanto o la lluvia.

Yo veo, solo, a veces,
ataúdes a vela
zarpar con difuntos pálidos, con mujeres de trenzas muertas.
con panaderos blancos como ángeles,
con niñas pensativas casadas con notarios,
ataúdes subiendo el río vertical de los muertos,
el río morado,
hacia arriba, con las velas hinchadas por el sonido de la muerte,
hinchadas por el sonido silencioso de la muerte.

A lo sonoro llega la muerte
como un zapato sin pie, como un traje sin hombre,
llega a golpear con un anillo sin piedra y sin dedo,
llega a gritar sin boca, sin lengua, sin garganta.

Sin embargo sus pasos suenan
y su vestido suena, callado, como un árbol.

Yo no sé, yo conozco poco, yo apenas veo,
pero creo que su canto tiene color de violetas húmedas,
de violetas acostumbradas a la tierra,
porque la cara de la muerte es verde,
y la mirada de la muerte es verde,
con la aguda humedad de ma hoja de violeta
y su grave color de invierno exasperado.

Pero la muerte va también por el mundo vestida de escoba,
lame el suelo buscando difuntos,
la muerte está en la escoba,
es la lengua de la muerte buscando muertos,
es la aguja de la muerte buscando hilo.

La muerte está en los catres:
en los colchones lentos, en las frazadas negras
vive tendida, y de repente sopla:
sopla un sonido oscuro que hincha sábanas,
y hay camas navegando a un puerto
en donde está esperando, vestida de almirante.

Pablo Neruda

 

MIGUEL HERNÁNDEZ

DESPUÉS DEL AMOR

 

No pudimos ser. La tierra

no pudo tanto. No somos

cuanto se propuso el sol

en un anhelo remoto.

Un pie se acerca a lo claro,

en lo oscuro insiste el otro.

Porque el amor no es perpetuo

en nadie, ni en mí tampoco.

El odio aguarda un instante

dentro del carbón más hondo.

Rojo es el odio y nutrido.

El amor, pálido y solo.

Cansado de odiar, te amo.

Cansado de amar, te odio.

Llueve tiempo, llueve tiempo.

Y un día triste entre todos,

triste por toda la tierra,

triste desde mí hasta el lobo,

dormimos y despertamos

con un tigre entre los ojos.

Piedras, hombres como piedras,

duros y plenos de encono,

chocan en el aire, donde

chocan las piedras de pronto.

Soledades que hoy rechazan

y ayer juntaban sus rostros.

Soledades que en el beso

guardan el rugido sordo.

Soledades, para siempre.

Soledades sin apoyo.

Cuerpos como un mar voraz

entrechocando, furioso.

Solitariamente atados

el amor, por el odio.

Por las venas surgen hombres,

cruzan las ciudades, sordos.

En el corazón arraiga

Solitariamente todo.

Huellas sin campaña quedan

como en el agua, en el fondo.

Sólo una voz, a lo lejos,

siempre a lo lejos la oigo,

acompaña y hace ir-

igual que el cuello a los hombros.

Só1o una voz me arrebata

este armazón espinoso

de vello retrocedido

y erizado que, me pongo.

Los secos vientos no pueden

secar los mares jugosos.

Y el corazón permanece

fresco en su cárcel de agosto,

porque esa voz es el alma

mas tierna de los arroyos.

“Mi fiel: me acuerdo de ti

después del sol y del polvo,

antes de la misma luna,

tumba de un sueño amoroso.”

Amor: aleja mi ser

de sus primeros escombros,

y edificándome, dicta

una verdad como un soplo.

Después del amor, la tierra.

Después de la tierra, todo.

30 de enero: “Día de la Paz”

¡Qué voy a decir que no esté  ya dicho y con mejores palabras!
Celebro el día con lo más que me gusta: La voz del poeta.


SOLDADO SÍ

Madre dicen que debemos
ir a matar o a morir
y los que lo dicen madre
nos están matando aquí.
Soldado así yo no quiero
soldado yo
soldado contra mi hermano
soldado no.
Frente al tirano y sus leyes
yo mi corazón pondría
para que volviera el aire
para que volviera el aire
por tu casa y por la mía.
Soldado así yo sería
soldado así
soldado junto a mi hermano
soldado así.

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO

LA MUERTE DEL NIÑO HERIDO

Otra vez es la noche … Es el martillo
de la fiebre en las sienes bien vendadas
del niño. -Madre, ¡el pájaro amarillo!
¡Las mariposas negras y moradas!
-Duerme, hijo mío. Y la manita oprime
la madre junto al lecho. -¡Oh, flor de fuego!
¿Quién ha de helarte, flor de sangre, dime?
Hay en la pobre alcoba olor de espliego:
fuera la oronda luna que blanquea
cúpula y torre a la ciudad sombría.
Invisible avión moscardonea.
-¿Duermes, oh dulce flor de sangre mía?
El cristal del balcón repiquetea.
-¡Oh, fría, fría, fría, fría, fría!

ANTONIO MACHADO

"Lo grito aquí: ¡Paz! Y lo grito
llenas de llanto las mejillas.
¡Paz, de pie! ¡Paz! ¡Paz, de rodillas!
¡Paz hasta el fin del infinito!
No otra palabra, no otro acento
ni otro temblor entre las manos.
¡Paz solamente! ¡Paz, hermano!
Amor y paz como sustento."
 
Rafael Alberti

LETANÍA PARA EL "DÍA DE LOS DERECHOS HUMANOS"

1 Por aquellos que se agarran sin esperanza

a los barrotes de la cárcel,
para que podamos pasearnos libremente.

Un pensamiento.

2 Por aquellos que se pudren en la oscuridad,

para que podamos pasearnos a la luz del sol.
Un pensamiento.

3 Por aquellos a los que han roto las costillas,

para que podamos respirar bien.
Un pensamiento.

4 Por aquellos a los que han roto la espalda,

para que podamos caminar erguidos.
Un pensamiento.

5 Por aquellos a los que han abofeteado la cara,

para que podamos caminar sin temos a que nos peguen.
Un pensamiento.

6 Por aquellos a los que han destrozado la boca,

para que podamos hablar en alto.
Un pensamiento.

7 Por aquellos cuyo orgullo machacado

yace en el suelo de sus mazmorras,

para que podamos hablar en alto.
Un pensamiento.

8 Por aquellos cuyas esposas viven angustiadas,

para que nuestras esposas vivan felices.
Un pensamiento.

9 Por aquellos cuyo país está encadenado,

para que nuestros países sean libres.
Un pensamiento.

10 Y por sus carceleros y verdugos.

Un pensamiento.
El más triste de todos: son lo más mutilados

y el Día de la Justicia llegará inevitablemente.

SALVADOR DE MADARIAGA

 

Te digo que no vale

Te digo que no vale…

Te digo que no vale

meter el sueño azul bajo las sábanas,

pasar de largo, no saber nada,

hacer la vista gorda a lo que pasa,

guardar la sed de estrellas bajo llave.

Te digo que no vale

que el amor pierda el habla,

que la razón se calle,

que la alegría rompa sus palabras,

que la pasión confiese: aquí no hay sangre.

Te digo que no vale

que el gris siempre se salga con la suya,

que el negro se desmande

y diga "cruz y raya" al júbilo del aire.

Vuelvo a la carga y te digo: aquí no cabe

esconder la cabeza bajo el ala,

decir "no sabía", "estoy al margen",

"vivo en mi torre, sólo y no sé nada".

Te digo y te repito que no vale.

Agustín Millares Sall


MEME

Una chispeante amiga Chispitas y Burbujitas, http://chispitas906090.spaces.live.com, me ha mandado un "premio" que consiste en responder a 12 preguntas y después mandárselo a 5 blogueros más.

Como me gusta acostarme con los deberes hechos, aquí que me apunto al MEME jajaja.

1.¿QUÉ TE MOTIVO A ESCRIBIR UN BLOG?

Tenía ya muchos cajones y archivadores llenos de papeles con cosas de las que no quería deshacerme. Por otro lado siempre me ha gustado compartir y siempre, por supuesto lo que me gusta. La introspección en el mundo virtual, las imágenes HTLM, el no ser menos que los adolescentes en cuestiones informáticas…¡tantas cosas!

 

2.¿CREES Q ESCRIBES BIEN?

¿Y quién escribe bien o mal.? Dependerá de los lectores. A ellos les paso el testigo.

3.¿UN ADJETIVO PARA DESCRIBIR TU BLOG?

YO

 

4. ¿HAS PENSADO ALGUNA VEZ Q SE HA CONVERTIDO EN UNA OBLIGACION?

Se entablan relaciones afectivas que, indirectamente, te crean cierta obligación de correspondencia. De la misma manera que me siento halagada con los comentarios, las visitas, los regalos, me gusta devolver la atención.

 

5.ALGUN BLOG Q NO T GUSTE, UN NOMBRE?

Tengo una mente muy tolerante y veo detrás de cada blog una persona que nos ofrece a los demás su tiempo.

6.¿COMENTAS A VECES POR OBLIGACIÓN?

NO. Ventajas de la red.

 

7.¿TU POST FAVORITO DEL AÑO?

Son muchos y, para no herir susceptibilidades, no los cito.

8.¿CUAL ES TU BLOGGER FAVORITO?

Leer respuesta anterior, jajajaja.

9.¿TEMES Q ALGUN DÍA TU BLOG DEJE DE ATRAER A LA GENTE Y DEJEN DE COMENTAR??

No pienso en la muerte. Ni siquiera la virtual.

 

10.¿QÚE CREES Q NO SERÍAS CAPAZ DE ESCRIBIR??

Mentiras para engatuzar. Entradas políticamente correctas en contra de mis pensamientos.

11.¿PIENSAS Q UN BLOG ES UNA ESPECIE DE TERAPIA?

Si terapia es hacer lo que te gusta cuando quieres, ¡pues sí!

12.UNA PREGUNTA Q TE GUSTARÍA Q TE CONTESTEN TUS LECTORES???

Me gustaría que me aportaran “sus soluciones” para la crisis. ¡Es el tema estrella!jajaja.

Y ahora los deberes para:

 RAQUEL: http://wuendiraquelvendrell.spaces.live.com

MARU: http://rosadelosvientos1979.spaces.live.com

BRUSHI: http://elrefugiodelabrujilla.spaces.live.com/

SINUHE: http://sinuhegm.spaces.live.com

PERSAMANÍA: http://persamania.spaces.live.com

 

A SEGUIR LA CORRIENTE JAJAJA