Al todo el que me conoce, o cree.

 

Dentro de mis complejos, mis virtudes, está la autosuficiencia.

 

Saben que:
Jamás he estado interesada, para nada, en política.

Siempre me ha parecido el ejercicio de los que “piensa” pero, no actúan.

 

Siempre he creído en un mundo en el que:

“Nadie tenga que decirle a nadie lo que tiene o no que hacer”.

 

Lo que tiene o no que pensar.

 

Cómo tiene que llevar las riendas de su vida.

 

Quienes no me conocen, y lo hacen a través de este espacio, creerán que  soy o estoy, tocada.

 

No. No.

 

Simplemente estoy casada de falsa promesas.

 

De que unos “IMPRESENTABLES” pretendan que crea que vamos a más.

 

Estuve en la trinchera para luchar por unos derechos que consideraba de natura.

 

Derechos que se van esfumando por minutos.

 

Derechos que no les son reconocidos a los que van a cotizar por mí.

 

Me quitan una gran parte de mi sueldo para la Seguridad Social, para Educación, para pensiones….

Y ¿qué me dan a cambio?

 

El deber, la obligación, de mantener el sistema, ¿y sin tener derecho a opinar?

 

LO ESTÁN HACIENDO MAL.

 

¡MUY MAL!

 

Y, simplemente, no tengo que hacer su trabajo.

 

¡¡¡¡    LOS VOY A ESTAR VIGILANDO   ¡!!!