Hace algún tiempo llegó a mis manos uno de estos vídeos de Emilio Calatayud, juez de menores en Granada, conocido por sus sentencias a menores en las que los obliga a, por ejemplo, sacarse el Graduado, como pena a sus delitos.

Me gustó tanto la sencillez con que expresaba todo lo que los demás pensábamos sobre la educación de los niños hoy en día que hice partícipe a todos mis amigos del hallazgo.

Esta semana lo tenemos aquí, el jueves en Las Palmas y el viernes en El Tablero.

Les recomiendo asistir a las conferencias porque el buen rato y la puerta a la reflexión lo merecen.

De su libro “Reflexiones de un juez de menores” he sacado este decálogo como anticipo.

No sé si siguiendo este decálogo, en parte o totalmente, formaremos a un delincuente. Lo que sí sé y sí puedo afirmar, desde mi corta y humilde experiencia, es que la tarea de ser padre es bastante difícil y maleducar o malcriar a un hijo es una tarea muy, muy fácil:

1.  Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.

2.  No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.

3.  Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto lo animará a hacer cosas más graciosas.

4.  No le regañe ni le diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos de culpabilidad.

5.  Recoja todo lo que él deja tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes. Así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demás.

6.  Déjele leer todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente se llene de basura.

7.  Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño, así a él no le dolerá demasiado el día en que la familia, quizá por su propia conducta, quede destrozada para siempre.

8.  Dele todo el dinero que quiera gastar. No vaya a sospechar que para disponer del mismo es necesario trabajar.

9.  Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle frustraciones.

10.                   Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores y vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarlo.

 

Para confirmar asistencia en Las Palmas:
Se ruega confirmar asistencia enviado un e-mail a secretaria@fepeleduca.org  o llamando al teléfono 628.666.507 // 928.23.20.36 en horario de 9:00 a 13:00. Más información http://www.fepeleduca.org