Parece mentira pero hace más de treinta años una amiga, y justo con este cuento, me regaló la posibilidad de adentrarme en  otra visión del mundo, en otras filosofías, en otros pensamientos.

Gracias Montse por este regalito.

Como dijo Kahlil Gibran:

 

"Das sólo un poco
cuando das tus pertenencias.
Cuando realmente das,
es cuando te das a ti mismo"

                  Kahlil Gibran

 

Si quieres leer otros cuentos de Kalil Gibrán:

El Loco