rosa  ROJA

 

 

 

 

 

ROSA Y LUNA

 

 

 

 

La luna y la rosa

 

 

En el silencio estrellado

la Luna daba a la rosa

y el aroma de la noche

le henchía -sedienta boca-

el paladar del espíritu,

que adurmiendo su congoja

se abría al cielo nocturno

de Dios y su Madre toda…

Toda cabellos tranquilos,

la Luna, tranquila y sola,

acariciaba a la Tierra

con sus cabellos de rosa

silvestre, blanca, escondida…

La Tierra, desde sus rocas,

exhalaba sus entrañas

fundidas de amor, su aroma…

Entre las zarzas, su nido,

era otra luna la rosa,

toda cabellos cuajados

en la cuna, su corola;

las cabelleras mejidas

de la Luna y de la rosa

y en el crisol de la noche

fundidas en una sola…

En el silencio estrellado

la Luna daba a la rosa

mientras la rosa se daba

a la Luna, quieta y sola.

 

Miguel de Unamuno

 

 

 

 

 

ROSA MANO 

 

 

 

La rosa

 

Yo sé que estás aquí en mi mano

te tengo, rosa fría.

Desnudo el rayo débil

del sol te alcanza. Hueles,

emanas. ¿Desde dónde,

trasunto helado que hoy

me mientes ? ¿Desde un reino

secreto de hermosura,

donde tu aroma esparces,

para invadir un cielo

total en que dichosos

tus solos aires, fuegos,

perfumes se respiran?

¡Ah, sólo allí celestes

criaturas tú embriagas!

Pero aquí, rosa fría

secreta estás, inmóvil;

menuda rosa pálida

que en esta mano finges

tu imagen en la tierra.

 

Vicente Aleixandre

 

 

 

 

 

ROSA BLANCA

 

 

 

 

Cultivo Una Rosa Blanca

 

Cultivo una rosa blanca,

En julio como en enero,

Para el amigo sincero

Que me da su mano franca.

 

Y para el cruel que me arranca

El corazón con que vivo,

Cardo ni oruga cultivo:

Cultivo la rosa blanca.

 

 

José Martí