2

 

 

 

 

Yo hace tiempo que no conozco mujeres. Son verdaderas aves fénix.

Todos los días caen muertas en su cama y se levantan al día siguiente, como si nada hubiera pasado, nuevas para afrontar todo tipo de problemas que puedan surgir durante la jornada.

Dedicado a todas las que quisieran tener días de 48 ó 72 horas para poder atender lo que tienen puesto en sus manos con cariño y tranquilidad.

Dedicado a todos aquellos que han tenido que enfrentarse a graves problemas,  que creían sin solución, y han salido victoriosas y renovadas.

A todos aquellos que ven en los obstáculos diarios un eslabón de su vida que les ayuda a superarse como personas.

 

 

 

En el jardín del Paraíso, bajo el árbol de la sabiduría, crecía un rosal. En su primera rosa nació un pájaro; su vuelo era como un rayo de luz, magníficos sus colores, arrobador su canto.

 

 

11

 

 

Esta majestuosa ave rodeada de fuego, renace de entre las cenizas representante de la resurrección y la esperanza…

 

 

El Ave Fénix o Phoenicoperus, esto es alas rojas, como lo conocían los griegos, es un pájaro mitológico del que se dice entre otras cosas que fue la única bestia del paraíso que se negó a probar la fruta prohibida, y que por ello al arder a causa de una esquirla de la espada llameante del arcángel se le concedieron entre otros dones la inmortalidad, a través de la capacidad de renacer de sus propias cenizas, la virtud de que sus lágrimas fueran curativas y algunos otros poderes que también varían según la versión del mito.

 

 

 15

 

 

 

Cada 500 años esta fabulosa criatura siente que llega el fin de su existencia, recoge y acumula plantas aromáticas como incienso, cardamomo y resinas, y con ellas construye su gran nido, expuesto a los rayos solares.

 

El calor del Sol incendiará el nido y él arderá con éste, convirtiéndose en ceniza. Desde ésta nace una pequeña oruga, que trascurrido poco tiempo se convertirá en un nuevo ser.

 

La primera tarea de la nueva ave será depositar en un tronco hueco los restos del progenitor. Así, escoltado por gran cantidad de aves, llevará esas reliquias hasta Heliópolis, en Egipto, donde lo depositará en el altar del Sol.

 

 

9

 

 

 

Posteriormente volverá a Etiopía, donde vivirá alimentándose de gotas de incienso, hasta que llegue el final de sus días.

 

 

El ave fénix, es un ave de buen augurio, uno los cuatro espíritus de la leyenda china. Según una obra clásica de este país: "entre los 360 animales con plumas y alas, el ave fénix se encuentra en el primer lugar entre todos".

 

 

8

 

 

 

Según una obra antigua china, la cabeza del Ave guarda semejanza con el cielo, los ojos al sol, la parte trasera a la luna; sus alas al viento; las patas a la tierra; y su cola a la distancia.

 

 

Las plumas rayadas del ave son de múltiples colores. Las rayas de la cabeza significan virtud, las rayas en las alas expresan el rito, las traseras representan justicia, las delanteras simbolizan la humanidad, y las rayas en el vientre, la fiabilidad. Quiere decir que el cuerpo del Ave simboliza las cinco moralidades.

 

 

Otro simbolismo que se le da al ave fénix es de la esperanza, ya que representa la esperanza que nunca debe morir en el hombre.

 

 sol