He estado un tiempo pensándome el si poner,  o no, libro de visitas. Por un lado a mí me sabe cuando voy a otros blogs dejarles un saludito. Por otro, ya tuve el libro y no todos los comentarios, o fotos, fueron los esperados.
Parece que el libro ayuda en el "compromiso de la visita". Cuando no lo tienes, el comentario en la entrada satisface más el ego; premia el trabajo; anima a seguir colgando cositas del agrado tuyo y pensando en los que te leen.
Con ayuda de una amiga ,Milita, pongo este segundo ¡Voy a ver si esta vez funciona!