Escanear0003

Mañana a las doce del mediodía, y en la Plaza de Santa Ana se le hace un homenaje a D. Alberto Hernández Suárez (conocido por Calimano) como acto dentro de la celebración del día del Cristo de la Vera Cruz, patrono de Las Palmas GC. y de la Policía Local.

 

Alberto Hernández fue, durante la 2ª República, el jefe de la Policía en Las Palmas de Gran Canaria.

Cuando los golpistas fueron a obligarle a entregar las armas, fiel a sus principios republicanos, a su ciudad y a su patria, se negó consiguiendo con este heroico acto que fuera fusilado, con un indulto y en sábado (día  en el que no fusilaban).

Durante el acto se hará entrega a sus hijos, Elsa y Alberto Hernández Peralta,huérfanos desde el año y medio y tres meses antes de su nacimiento respectivamente, de la medalla de oro como reconocimiento póstumo.

Tras tantos años que llevamos de democracia, en un Estado de Derecho, por fin vemos, ayudados por la Ley de Memoria Histórica, que se van dando pequeños pasos para recuperar el honor, no sólo del fallecido sino de la familia que, durante los cuarenta años que tuvimos de dictadura fascista, tuvieron el miedo en sus almas y el silencio en su boca.

A ellos les robaron un padre del que tenían aún mucho que aprender y compartir. A nosotros, un abuelo.

Pretenden hacernos creer que aquí no ha pasado nada. Quieren que no se "revuelva" para no herir susceptibilidades derechistas.

Se pone el grito en el cielo cuando estos casos pasan en la América Latina o en países considerados de tercera. Se llevan a cabo actuaciones tratando a "los otros" de criminales de guerra, pero aquí, no son torturados y asesinados sino "perjudicados".

La gran importancia que tienen para mí estas actuaciones es que nos enseña la otra Historia a muchas generaciones que hemos estudiado con libros hechos por el sistema y en el que los republicanos fueron "los malos que había que exterminar para defensa de la patria".

Es importante que desde casa, medios de comunicación, centros educativos, se empiece a enseñar la Historia con objetividad.

¡Cómo fue!

Abrir a tanto joven los ojos de los perjucios que conllevan las guerras. Hacerles entender que el diálogo y la razón tienen que estar por encima de la fuerza.

Sería de justicia que el paso siguiente fuera el considerar nulos juicio y condena dictados por los consejos de guerra franquistas y devolverles a la familia el derecho a considerarlos héroes que han muerto por la defensa de sus ideales.

Desde aquí mi particular agradecimiento y mi apoyo a todos los familiares, asociaciones, que están en lucha por recuperar física, familiar y socialmente a los suyos.

Escanear0001

¡Están todos invitados!