Creo que estarán todos enterados de que hay nuevo presidente en EEUU.
Y que es el primero : negro.
Y que, no se sabe cómo quiere desmantelar Guantánamo, —en territorio cubano—, una de las cárceles más terribles del mundo. Allí permanecen detenidos-enjaulados en condiciones aberrantes, sin proceso judicial ni acceso a abogados, unos 500 prisioneros supuestamente miembros de Al Qaeda y del régimen talibán. Para repartirlos por "otros países" porque la legislación americana no permite secuestrados en su territorio.
Aquí llevamos ya un tiempito de americanismo en el que todos los informativos, en todas las tertulias, en patios de vecinas… festejan y agasajan al nuevo presidente.
Digo yo qué razones tendrán, más que la de desviar la atención de los otros tantos asuntos que deberían tener mayor presencia informativa.
Pero no podemos olvidarnos que los medios de comunicación viven de los que pagan su publicidad y no somos ni nosotros ni los necesitados, ni los oprimidos.
Pues señores, señoras, para los que no se han enterado:
¡Hay nuevo presidente en EEUU!
Con estas palabras iniciará su mandato:
"Juro solemnemente cumplir con fidelidad el cargo de presidente de los Estados Unidos de América, y hacer todo lo que esté a mi alcance para preservar, proteger y defender la Constitución".
Hoy se traslada con su familia bajo pompa y boato ( incluso colecta y colaboración joliwudiana), a la Casa Blanca.
¡Qué le vamos a hacer! Espero que sea para bien. 

 Espero no rompa las ilusiones que "los no blancos" del todo el mundo han puesto en él.