¡Qué voy a decir que no esté  ya dicho y con mejores palabras!
Celebro el día con lo más que me gusta: La voz del poeta.


SOLDADO SÍ

Madre dicen que debemos
ir a matar o a morir
y los que lo dicen madre
nos están matando aquí.
Soldado así yo no quiero
soldado yo
soldado contra mi hermano
soldado no.
Frente al tirano y sus leyes
yo mi corazón pondría
para que volviera el aire
para que volviera el aire
por tu casa y por la mía.
Soldado así yo sería
soldado así
soldado junto a mi hermano
soldado así.

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO

LA MUERTE DEL NIÑO HERIDO

Otra vez es la noche … Es el martillo
de la fiebre en las sienes bien vendadas
del niño. -Madre, ¡el pájaro amarillo!
¡Las mariposas negras y moradas!
-Duerme, hijo mío. Y la manita oprime
la madre junto al lecho. -¡Oh, flor de fuego!
¿Quién ha de helarte, flor de sangre, dime?
Hay en la pobre alcoba olor de espliego:
fuera la oronda luna que blanquea
cúpula y torre a la ciudad sombría.
Invisible avión moscardonea.
-¿Duermes, oh dulce flor de sangre mía?
El cristal del balcón repiquetea.
-¡Oh, fría, fría, fría, fría, fría!

ANTONIO MACHADO

"Lo grito aquí: ¡Paz! Y lo grito
llenas de llanto las mejillas.
¡Paz, de pie! ¡Paz! ¡Paz, de rodillas!
¡Paz hasta el fin del infinito!
No otra palabra, no otro acento
ni otro temblor entre las manos.
¡Paz solamente! ¡Paz, hermano!
Amor y paz como sustento."
 
Rafael Alberti

LETANÍA PARA EL "DÍA DE LOS DERECHOS HUMANOS"

1 Por aquellos que se agarran sin esperanza

a los barrotes de la cárcel,
para que podamos pasearnos libremente.

Un pensamiento.

2 Por aquellos que se pudren en la oscuridad,

para que podamos pasearnos a la luz del sol.
Un pensamiento.

3 Por aquellos a los que han roto las costillas,

para que podamos respirar bien.
Un pensamiento.

4 Por aquellos a los que han roto la espalda,

para que podamos caminar erguidos.
Un pensamiento.

5 Por aquellos a los que han abofeteado la cara,

para que podamos caminar sin temos a que nos peguen.
Un pensamiento.

6 Por aquellos a los que han destrozado la boca,

para que podamos hablar en alto.
Un pensamiento.

7 Por aquellos cuyo orgullo machacado

yace en el suelo de sus mazmorras,

para que podamos hablar en alto.
Un pensamiento.

8 Por aquellos cuyas esposas viven angustiadas,

para que nuestras esposas vivan felices.
Un pensamiento.

9 Por aquellos cuyo país está encadenado,

para que nuestros países sean libres.
Un pensamiento.

10 Y por sus carceleros y verdugos.

Un pensamiento.
El más triste de todos: son lo más mutilados

y el Día de la Justicia llegará inevitablemente.

SALVADOR DE MADARIAGA

 

Te digo que no vale

Te digo que no vale…

Te digo que no vale

meter el sueño azul bajo las sábanas,

pasar de largo, no saber nada,

hacer la vista gorda a lo que pasa,

guardar la sed de estrellas bajo llave.

Te digo que no vale

que el amor pierda el habla,

que la razón se calle,

que la alegría rompa sus palabras,

que la pasión confiese: aquí no hay sangre.

Te digo que no vale

que el gris siempre se salga con la suya,

que el negro se desmande

y diga "cruz y raya" al júbilo del aire.

Vuelvo a la carga y te digo: aquí no cabe

esconder la cabeza bajo el ala,

decir "no sabía", "estoy al margen",

"vivo en mi torre, sólo y no sé nada".

Te digo y te repito que no vale.

Agustín Millares Sall